Como integrante de la Cámara de Instituciones Deportivas del Uruguay, compartimos el reciente comunicado, con fecha 6 de mayo.

Reunida ésta en forma extraordinaria, ante la difícil situación que afrontan las entidades afiliadas y sin descuidar a las no afiliadas, manifiesta:

1) La plena vigencia de su compromiso social, respaldado por Clubes centenarios o aún más antiguos, que bajo su status de asociaciones civiles sin fines de lucro, han hecho un aporte fundamental para el fomento de la educación física, para la integración social y para la obtención de todos los éxitos que el deporte nacional ha cosechado a lo largo de su historia.

2) Bajo esta premisa, ven ante un riesgo inminente su continuidad o que la misma se vea afectada por el surgimiento de compromisos imposibles de afrontar.

3) Reconocemos y valoramos las recientes acciones de nuestras actuales Autoridades Deportivas (SeNaDe). Sin perjuicio, consideramos imprescindible la adopción de nuevas y variadas medidas, para atenuar los efectos que traería consigo la reapertura de nuestras instalaciones.

4) Al poseer amplios espacios internos, los Clubes reclamamos un retorno a la actividad, controlada por estrictos protocolos y aforos adecuados: logrados con el intenso aporte de asesores de nuestra Cámara, de la gremial de nuestros trabajadores (Fuecys) Estimamos que un retorno gradual, como hemos conocido públicamente, generaría mayores desfasajes en sus presupuestos.

5) Resulta casi redundante reiterar la importancia del papel de nuestras Instituciones deportivas, su trayectoria, su intenso compromiso social, su seriedad y su disposición a actuar bajo estrictas normas sanitarias, lo antes posible. Nos mantenemos a la orden de todo Club del país, responderemos vuestras consultas a través de los datos al pie de página y deseamos permanecer en fluido contacto.

CIDU